martes, 12 de junio de 2012

Técnicas de guía vidente para sordociegos (4)

   Movilidad.
 
 Para ejecutar el plan trazado, la persona debe moverse de un lugar a otro de forma segura, para lo cual se le enseñan  unas  habilidades y técnicas. El proceso de enseñanza se realiza en los entornos en los que el sordociego debe moverse, graduando el nivel de complejidad.

Por eso se inicia el programa en espacios interiores: (su casa, el colegio o el lugar de trabajo); se sigue  con el desplazamiento por exteriores sencillos y próximos a su lugar de trabajo o vivienda, buscando siempre que el desplazamiento sea con un objetivo deseado por esa persona (llegar a la casa de alguien o a la tienda o a la parada del metro...).

Según la necesidad de cada uno y sus capacidades, se aumenta la dificultad de los trayectos, practicando desplazamientos largos por entornos complejos, en los que se deben hacer cruces de varias calles concurridas, y utilizar un transporte público. Las técnicas que se enseñan son:

  • -Técnicas de protección personal, en las que la persona coloca sus brazos por delante de ella para evitar golpearse con objetos situados a la altura de la cabeza, del tórax o la cadera. La enseñanza de técnicas de orientación y movilidad, como son el seguimiento de superficies guía (con el dorso de la mano o con el bastón) y las habilidades de toma de dirección (situando el cuerpo en paralelo o en perpendicular a la superficie de referencia), permiten mantener a las personas sordociegas totales una dirección en la marcha, incluso cuando no pueden seguir el contacto con la pared.  -Técnicas para desplazarse con auxiliares de movilidad, como el bastón, dispositivos ópticos y electrónicos, de forma que les permita localizar la información necesaria con antelación  para poder reaccionar y no caerse (en el caso de escaleras, bordillos) o chocarse (con objetos o personas en su línea de marcha), así como obtener información ambiental que facilite la orientación.  -Adiestramiento en el uso de planos y mapas en relieve. -Técnicas de desplazamiento con guía vidente, con el fin de, al ir acompañado, poder acudir sin correr riesgos a entornos desconocidos, o de una complejidad superior a la que podría llegar con las habilidades adquiridas en orientación y movilidad independiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario